La magia de la publicidad, la magia del cine. Un spot de Dolce & Gavanna

En algunas de nuestra spublicaciones (pueden consultarse en este apartado) hemos sostenido que la  buena publicidad se asienta sobre tres pilares: es, por supuesto, un negocio, pero también una ciencia y un arte. Un negocio, porque la actividad publicitaria no institucional tiene el negocio como inicio y final de su proceso comunicativo. Es una ciencia para manejar de forma adecuada todos los mecanismos enfocados al proceso de persuación del recceptor. Y, por último, es un arte porque ese proceso de comunicación comercial ha de estar construido de forma atrayente para los consumidores.

La reciente campaña publicitaria de Dolce & Gavanna para su producto de perfumería «The One» es un ejemplo evidente de todo lo que la publicidad le debe al cine y de cómo, de vez en cuando, también es posible recorrer el camino inverso y que la publicidad aporte algo al cine. El anuncio se titula Street of Dreams y está dirigido por Martin Scorsese. En todo el anuncio se respira el mejor ambiente del cine clásico: un escenario perfecto, una inmaculada fotografía en blanco y negro y dos magníficos actores encarnando a dos personajes con un pasado, un presente y un futuro. La historia se va construyendo a medida que avanzan los poco más de dos y minutos de duración, a rtimo de la la canción «Il cielo in una stanza», una canción de Gino Paoli cantada por Mina que apoya el significado de la historia.

Por si fuera poco, el anuncio-cortometraje se ha lanzado al estilo cinematográfico con tres avances de doce segundos (1, 2 y 3).

El anuncio admite muchas posibilidades de análisis, por supuesto. En mis clases, lo utilizaremos, sobre todo, en las asignaturas de «Lingüística General», «Semiótica, lenguaje y comunicación» y «Neuromarketing y argumentación emocional». Para vuestra comodidad, también podéis descargarlo aquí.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *