Máximas del principio de cooperación

Las máximas son unos principios generales de cooperación establecidos por Grice.

Como dice Estrella Montolío: “Conversar es un acto de sinergia creativa entre los cerebros de los hablantes; es, pues, la expresión más clara del impulso humano hacia la cooperación”. En este sentido, la conversación es uno de los actos humanos más cooperativos.

Por lo tanto, las personas intentamos establecer principios racionales y colaborativos en nuestros intercambios comunicativos. Por eso, ofrecemos la información necesaria, hablamos de cosas que tienen relación con el tema que estamos tratando, intentamos que nuestro interlocutor nos entienda… Resumiendo las máximas que vamos a desarrollar a continuación, intentamos ser sinceros, relevantes, claros, breves y ordenados.

De este modo, los hablantes actuamos de acuerdo con unas reglas implícitas para entendernos y que los intercambios comunicativos sean lo más fluidos y eficaces posible. Es un planteamiento muy general y bienintencionado, pero, si no tuviésemos esos principios, la conversación no sería posible. De hecho, conocemos a personas que incumplen esas reglas de modo flagrante y motivan la desesperación en sus interlocutores.

Bajo el principio general de ser cooperativo, Grice establecía unas máximas:

1. MÁXIMA DE CANTIDAD

Los hablantes deben aportar la información que se requiera, ni muy poca ni demasiada. Las personas que dan muy poca información se arriesgan a que su oyente a no ser capaz de identificar de qué están hablando porque no son lo suficientemente explícitos. Aquellos hablantes que dan más información que el oyente necesitan correr el riesgo de aburrirlos.

Estoy haciendo un curso de lectura rápida. He leído Guerra y paz. Iba sobre Rusia (Woody Allen).

2. MÁXIMA DE CUALIDAD O CALIDAD

Esperamos que los hablantes sean sinceros y que digan algo que creen que se corresponde con la realidad. Por lo tanto, pensamos que un hablante no va a decir nada que crea falso y sobre lo cual no tenga pruebas.

Que yo sepa, no hay ninguna razón para no encender la luz.

En un ejemplo como el anterior, el hablante ha dejado claro que no estaba seguro y no se le puede acusar de mentiroso.

No hay ninguna razón por la que sepa para no encender la luz.
(Hasta donde yo sé, no hay ninguna razón para no encender las luces).

3. MÁXIMA DE RELACIÓN: sea relevante [‘relevante’ ‘pertinente’]

Suponemos que los hablantes dicen algo pertinente para la conversación que se está tratando.

4. MÁXIMA DE MANERA

Debemos expresarnos con claridad, ser ordenados y debemos evitar la oscuridad y la ambigüedad.

Las rupturas

Del mismo modo que seguimos estas «normas» conversacionales, también somos conscientes de que, en algunos casos, algunas personas no las siguen al pie de la letra. En ciertas ocasiones, se debe a fallos comunicativos, pero, en otras, la violación o la ruptura de las máximas se producen por otros motivos comunicativos.

Un ejemplo

Si queremos cooperar con alguien a cambiar el aceite de su coche:

  • Le acercaremos una lata de aceite y no un neumático (pertinencia).
  • Una lata de aceite y no una cucharilla (cantidad).
  • Aceite que sea de automoción y no de freír (calidad).
  • No tardaremos una semana en hacerlo (manera).

El conocimiento de las máximas por parte de los hablantes

Algunas expresiones delatan que los hablantes tenemos automatizadas, en cierta forma, las máximas del principio de cooperación.

  • Calidad.

Por lo que sé…

No estoy seguro de si esto es cierto, pero…

Puedo estar equivocado, pero…

  • Cantidad.

Como probablemente ya sabes…

No puedo decir nada más…

Probablemente no necesite decir esto, pero…

Sé que me estoy enrollando, pero…

  • Relación.

Por cierto…

No estoy seguro de si esto es relevante, pero…

No quiero cambiar de tema, pero…

  • Manera.

No estoy seguro de si esto ha quedado claro, pero…

No sé si esto tiene mucho sentido, pero…

Esto puede resultar un poco farragoso o aburrido, pero…

Para saber más:

  • Escandell Vidal, M. V. (2013). Introducción a la pragmática (3.a). Ariel.
  • Julio, M. T., & Muñoz, R. (Eds.). (1998). Textos clásicos de pragmática. Arco Libros.
  • Montolío, E. (2020). Cosas que pasan cuando conversamos. Ariel.
  • Pinto, D., & Pablos-Ortega, C. de. (2014). Seamos pragmáticos. Introducción a la pragmática española. Yale University Press.
  • Reyes, G. (2011). El abecé de la pragmática. En Cuadernos de lengua española (Vol. 23). Arco/Libros.
  • Reyes, G. (2018). Palabras en contexto. Pragmática y otras teorías del significado. Arco Libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *